Memoria Histérica

Y hoy recomendaremos el podcast con más chistes de franceses por minuto y prusianos que conozco. Cosa que, por supuesto, eleva su calidad de cualquier podcast en varios niveles.

Memoria Histérica es un podcast sobre historia que trata los temas con una gran dosis de humor. Centrados sobre todo en historia del siglo XX en la que los autores están más versados, aunque no descarto que toquen temas de épocas anteriores. Claro que la historia de finales de 1800 y de 1900 da para largo y tendido.

Nekochan (@nekochan4ps), Retroemo (@retroemo) y DR (@dreaper4ps) son los conductores de este magnifico programa que te introducirá de forma amena y divertida en todos esos temas que tuviste que “tragar” malamente en la escuela. Eso si tuviste suerte y lograste pasar del Barroco sin tener que repetir la prehistoria año tras año. Este podcast de periodicidad mensual mensual lleva apenas 8 capítulos, aunque tuvieron un parón en el verano de 2011  y se vieron incapaces de seguir con el podcast debido a sus obligaciones personales. Por suerte parece que con el año nuevo de 2012 han encontrado una manera de continuar y alegrarnos la media horita aproximada que suele dura cada episodio.

Aunque el sonido no llega a la perfección hay que destacar que tiene una calidad muy buena y que el montaje es también destacable con magnificas músicas que acompañan cada capítulo. Además nos aconsejarán sobre libros o películas para conocer en profundidad el tema del que trate el episodio en cuestión.

Para mi un imprescindible y cinco estrellas que llevo disfrutando desde el momento en que vio la luz el año pasado y por el que apostaría fuertemente si consiguen mantener el ritmo. No os lo perdáis o el fantasma de Bismarck se os aparecerá en la noche y os llamará francés.

Como habitualmente podréis encontrarlos en su propia web, iTunes o iVoox.

Anuncios

Ready Player One

Se terminaba el año 2011 y había terminado con la saga Commonwealth de Hamilton en Castellano. Necesitaba algo cortito y sencillo en inglés. Nada mejor que lanzar la pregunta a Twitter y recibir una estupenda respuesta por parte de @odo. La respuesta que llegó fue “Ready Player One“. Una obra de ciencia ficción en un futuro muy cercano dónde se une la cultura pop de los 80 con los videojuegos.

Ready Player One fué publicada en agosto de 2011 por Random House y es obra de Ernest Cline. La obra nos sitúa en el año 2044 cuando la humanidad está al borde del colapso. Por otro lado la gente escapa de su monótona y pobre vida navegando por OASIS, una especie de Second Life avanzado que domina el mundo virtual. Uno de los creadores, el más idealista y excéntrico, ha fallecido sin heredero ninguno y ha planeado un último golpe maestro. Ha preparado un concurso virtual con el que cederá su fortuna al ganador de dicha caza. Todo el concurso se desarrollará en OASIS y consiste en una búsqueda de tres llaves que abren tres portales, para ello los cazadores deberán resolver ciertos acertijos. El caso es que Halliday, el ya nombrado co-creador, es un nostálgico de su adolescencia y toda la búsqueda girará entorno a la cultura pop de los 80, música, películas y videojuegos especialmente.

Nuestro protagonista, Percival por su nick en OASIS, es un solitario adolescente que vive en los suburbios de una gran ciudad. Sin dinero y ningún tipo de esperanza su único objetivo en estos momentos es lograr ganar el premio para escapar de su miserable vida en el mundo real.

Por otro lado la gran corporación que gestiona OASIS pero que no puede gestionarla con el estilo capitalista que les gustaría debido a que no poseen las acciones suficientes para cambiar las normas que sus creadores impusieron en sus comienzos. Esta corporación está deseando ganar ese premio y hacerse con el resto de acciones que les darían poder absoluto sobre OASIS y comenzar a cobrar por su acceso a todos los usuarios. Para ello no dudarán en hacer todo lo que esté en su mano.

En el fondo Ready Player One es un batiburrillo de referencias a esa cultura pop de los 80. A esas partidas de ROL de D&D, a los videojuegos de aquel Atari 2600, a grandes películas como Blade Runer o Juegos de Guerra. No se puede decir que la obra prima de Cline sea una maravilla literaria, pero de seguro que si eres uno de estos apasionados de la tecnología y has vivido esta época, la novela te atrapará y disfrutarás con la aventura que nos cuenta.

Para mi es una obra muy recomendable si te gusta el genero y en especial si te acercas o ya rondas la treintena. Por último decir que el lenguaje que utiliza es muy sencillo y es una buena opción para leer en su versión original sin mucha dificultad.

Homeland

Poco se puede decir de la que se está considerando como el mejor estreno de esta temporada que nos ha venido de la mano de Showtime. Homeland se centra en el regreso de un marine americano que se había dado por muerto hace ocho años pero que en realidad estaba retenido como prisionero por insurgentes iraquíes. El sargento Brody, interpretado magníficamente por el británico Damian Lewis, es rescatado en una operación de la CIA y regresa a casa como un héroe. Mientras tanto la agente Carrie (Claire Danes) ha recibido un soplo de un informador sobre un prisionero estadounidense que ha “cambiado de bando“. El resto de la temporada nos mantendrá en vilo intentando averiguar si nuestro sargento es dicho “cambia capas” o solo una victima más de la maldita guerra.

Un thriller de 40 minutos por capítulo y 12 episodios en la primera temporada. Se sustenta en la intriga y el cambio de parecer constante sobre las verdaderas intenciones de Brody. Paralelamente tenemos otros hilos argumentales como la relación de Brody con su familia, o los problemas de Carrie en su vida y su trabajo. No diré más para no soltar espoilers, pero hay algunos capítulos que estas tramas son mucho más interesantes que la principal.

Hay que reconocerles una primera temporada soberbia y con un final muy bien resuelto. El problema que le veo a la serie es su continuidad. Una trama con pocos personajes y un tema muy cerrado que hace complicado alargarla como el chicle. Por el momento nos han servido una magnifica temporada y han dejado un interesante comienzo para la segunda. Veremos si los guionistas son capaces de mantener el nivel y llevar la trama a un punto creíble y entretenido.

De entre las series estrenadas este pasado septiembre tengo que considerar esta como la imprescindible. Así que si aún no os habéis animado con ella os incito a buscarla en vuestros sitios de suministro habitual.

Estrella de Pandora

Estrella de Pandora y su secuela Judas Desencadenado conforman la saga Commonwealth del autor británico Peter F. Hamilton. Esta saga se encuadra en la ciencia ficción dentro del genero space opera.

He de reconocer que no conocía a este autor, pero gracias al podcast de La Biblioteca de Trantor y un especial que hicieron sobre Estrella de Pandora me animé a empezar esta novela. No me queda más que agradecerles tan grato descubrimiento.

Estrella de Pandora se desarrolla en un futuro no muy lejano, siglo XXIV y XXV, dónde la humanidad se ha expandido por la galaxia gracias a la tecnología de los agujeros de gusano que nos permiten desplazarnos inmediatamente entre dos puntos muy alejados en el espacio. Para ello la nueva Federación (Commonwealth en el original) utiliza como transporte base los trenes que se desplazan a través de estos agujeros de gusano para recorrer los distintos planetas (¿se nota que el autor es British?). Tan eficaz y cómoda es esta forma de transporte que la humanidad ha dejado totalmente de lado las naves espaciales debido a su coste y menor eficacia.

Dentro de este panorama un astrónomo que vive en los bordes de la Federación descubre un par de estrellas a varios años luz de distancia que están cubiertas por Esferas de Dyson. Y lo más sorprendente de esto es que dichas esferas se levantaron en apenas segundos, casi por arte de magia. Obviamente, saber que alguien tiene esta tecnología y que por alguna razón ha encerrado dos estrellas con dichas esferas despierta mucho interés a la vez que miedo.

No voy a destripar la obra y dejaré que la disfrutéis por vosotros mismos. Aunque tengo que advertir que es vasta y que, aunque tiene un desarrollo muy interesante, ciertas veces se hace pesada debido a las eternas descripciones y a cierto relleno que no nos lleva a ningún sitio. Aunque en su conjunto es una obra muy buena. También avisaré que es una obra de simple divertimento. No esperes grandes reflexiones o análisis de sociedades utópicas, esto no es un 1984 o Un Mundo Feliz.

En resumen, una obra totalmente recomendable a la que le di 5 estrellas pero que en ciertos momentos puede hacerse un poco pesada por su extensión. 768 + 856 páginas con una letra bastante pequeña (19411 + 21505 locations en el Kindle).

Decadencia Occidental

¿Te apetece una buena conversación como esas que discurren en una cafetería con unos buenos amigos y un tema interesante? Esto no es exactamente lo que nos plantea Decadencia Occidental pero, a mi parecer, es muy similar. En este podcast, de la mano de Rubén (@ruboslav), Óscar (@bembicrazy) y Nacho (@NNebot) tocaremos variados y diferentes temas, pero sobre todo nos adentraremos en los asuntos más escabrosos de nuestra moderna sociedad. Todo ello salteado con un punto de vista ácido, crítico y escéptico recorreremos desde la prensa enfocada a la mujer (o al hombre) hasta los escabrosos asuntos del fútbol o la política nacional.

La duración de los capítulos suele ser variada pero yo la mediaría en las 2h y su periodicidad aproximadamente mensual. En este caso el podcast se graba sin grandes medios técnicos, pero hay que destacar que la calidad de sonido es bastante buena. Y aunque no hay una gran labor de montaje, o al menos no se aprecia, el formato del podcast tampoco lo requiere al desarrollarse más como una conversación entre los integrantes. Se destaca el acento berciano (si, ese que parece medio gallego, medio castellano) de los dos integrantes que pertenecen a esa región y el claro enfoque económico de ciertos temas debido a los estudios y profesiones de los autores del podcast.

Lo mejor son esos análisis y reflexiones sobre política y sociedad dónde, en especial Rubén, se desatan y se puede apreciar ese resentimiento y a la vez tristeza por la sociedad en la que vivimos dónde parece que los medios de comunicación, las grandes empresas y los grandes partidos políticos nos mantienen aborregados y nos llevan donde buenamente quieren.

Claro que no todo en el podcast es crítica y resquemor. Entre otros temas se hacen pequeños comentarios y análisis de algún libro o película relacionada con el tema a tratar y en los primeros episodios, cuando aún estaban buscando su sitio, se cuentan algunos capítulos interesantes de la historia.

En resumen, si quiere escuchar como ponen a caer de un burro los beneficios de nuestra “Casta Política“, ver un repaso a lo que se escribe en las revistas “teen“, escuchar un análisis de la crisis o las propuestas electorales justo antes de que nuestro nuevo “Gran Lider“, Mariano, llegara al poder; no te pierdas este gran podcast que para mi es uno de los indispensables.

Assassin´s Creed

Desde hace unos cuantos años mi PC había quedado algo obsoleto, sobre todo en lo referente a tarjeta gráfica. Con todo el ajetreo de mudanzas, trabajos y demás obligaciones, mi vena gamer había quedado un poco relegada a un par de juegos a los que echaba una partidilla de vez en cuando. Pero todos esos triples A o las pequeñas maravillas que han salido en los últimos años no las había podido disfrutar. Ahora, con un PC nuevo preparado para ellos es el momento de desquitarse.

Uno las sagas con las que decidí empezar fue Assassin’s Creed. Las razones son múltiples y variadas, pero entre ellas destacaré que en su día las imágenes de las ciudades que había visto en los anuncios me tenían fascinado y que su penúltima entrega “Brotherhood” estaba siendo bastante bien considerada en ciertos círculos informativos a los que recurro.

Empecé con la primera entrega ya que me gusta disfrutar la historia que nos cuenta aunque el juego sea de 2006 . Mi primer problema surgió cuando descubrí que el juego no tiene opción de subtítulos. Me gusta jugarlos en inglés con subtítulos en inglés para no perderme nada, porque no soy capaz de seguir completamente los desarrollos solo de oído. Siempre se escapa algo. Decepcionado y viendo que este es uno de los problemas por lo que criticaron bastante esta entrega, decidí que jugaría la saga doblada al castellano con lo bueno o malo que dicha decisión conllevase.

La saga nos pone en la piel de Desmon Miles  y se sitúa en la época actual (2012). Las industrias Abstergo están utilizando a Desmon para obtener cierta información vital para sus planes. Con el fin de obtener esa información Abstergo dispone de una máquina llamada Animus que permite revivir recuerdos almacenados en la memoria genética del sujeto que la utilice. Gracias a este elemento podemos hacer que Desmon se meta en la piel de distintos antepasados suyos y revivir parte de sus vidas en el pasado.

En esta primera aventura Desmon se pondrá en la piel de Altaïr, un miembro de la orden de los Hashsha-shin durante la Tercera Cruzada en Tierra Santa. Los Assassin se están enfrentando a los Templarios, los cuales están buscando el Fruto del Edén. Un poderoso artefacto que les permitirá dominar el mundo.

El guión y la historia del juego resulta interesante y atractiva, así como la calidad gráfica de las ciudades por las que nos movemos. Creo que la calidad de la historia y el averiguar que pasa es la razón fundamental que me ha llevado a terminar esta primera entrega. Su calidad técnica es indiscutible, aquí no hay duda.

Nuestro problema comenzará con su jugabilidad. Cuando comencemos estaremos embriagados aprendiendo los movimientos, el combate, la forma de trepar y saltar, de difuminarse entre los ciudadanos, etc. El problema surgirá cuando llevemos un par de horas de juego y comencemos a ver que la formula es repetitiva y no lleva a ningún sitio. Que la diversión cae en picado. En este momento lo único que nos quedará es la esperanza de terminar la historia y ver a dónde nos lleva todo esto.

Por suerte las siguientes entregas de la saga mejoran mucho estos problemas, pero ya lo veremos a su debido momento. El juego sería recomendable solo por la calidad técnica que tiene y la historia que lo sujeta. Pero lo mejor es no liarse con secundarias ni rellenos y pasar cuanto más rápido mejor las misiones principales para seguir el hilo de la historia principal. Después de esto estaremos deseando echar el guante a .

 

2 Broke Girls

Humor burdo y zafio pero bastante entretenido. Cuando en la primera escena tenemos juegos de palabras con “She is coming” y “She is cumming” podemos imaginarnos fácilmente a que nos vamos a enfrentar en los próximos capítulos.

Max, nuestra barriobajera favorita, trabaja como camarera en un local de Brooklin. Directa, burda y ruda sobrevive como buenamente puede a base de dos trabajos y una vida totalmente exenta de cualquier tipo de lujo. Caroline, hija de un multimillonario, ha pasado toda su vida entre algodones y en lo más alto de la sociedad. Pero su padre ha sido condenado por estafa, encerrado en la cárcel y todos sus bienes embargados. Caroline se ve sin dinero ni casa y acepta un puesto de camarera en el mismo local en el que trabaja Max. El contraste de nuestras dos protagonistas tejerá el desarrollo de esta comedia.

Max es interpretada por Kat Dennigs, a la cual habréis podido ver recientemente en Thor.  El papel de Caroline recaé sobre Beth Behrs, actriz bastante desconocida y que no tienen ningún papel importante a sus espaldas. Al rededor de ellas tenemos unos cuantos secundarios como el Sr. Han Lee (Matthew Moy), dueño del restaurante e intentando siempre ser más “Americano” debido a su origen asiático. O Earl (Garrett Morris), una especie de pincha discos que siempre tiene sus frase demoledoras para rematar cualquier situación.

Esta comedia se ha estrenado esta temporada 2011-2012 y lleva apenas 4 capítulos. Aunque no sea gran cosa está entretenida y dentro de las comedias lanzadas este año es de lo más aceptable. Hay que tener muy claro el humor en el que se basa y saber que si las gracias burdas no son de tu gusto mejor olvidarse de ella. Por lo demás y a falta de comedias mejores seguiré manteniéndola en la parrilla aunque quede como una serie del montón.

Anuncios